domingo, 18 de junio de 2017

La avispa que cabalga cucarachas zombis

La avispa esmeralda (Ampulex compressa) es una especie de himenóptero apócrito de la familia Ampulicidae. Se la conoce por su particular ciclo reproductivo tan complejo, que consiste en controlar cucarachas vivas para conducirlas hasta el nido, donde se convierten en huéspedes de sus larvas. Este mecanismo es denominado guía parasitosa, que consiste en la utilización de los "servicios" que pueda prestar un individuo, a gusto y placer puros de quien los utiliza.


La avispa esmeralda, con un cuarto del tamaño y el peso de la cucaracha, la rodea consiguiendo situar su aguijón trasero en la zona entre la cabeza y el primer miembro del insecto. ando clava su aguja, un veneno es eyectado a una gran velocidad en la hemolinfa de la cucaracha. El veneno provoca en primera instancia, una parálisis severa en las extremidades delanteras de la cucaracha, hasta continuar con las demás patas. 


Cuando el proceso de «zombificación» se completa, el insecto queda en una especie de estado de vegetación, caminando lentamente, sin comer, sin reflejos, sin velocidad y sin autonomía propia. La avispa guía a la cucaracha hasta su nido. Otro proceso comienza aquí: la avispa inyecta un huevo en el interior del insecto «zombi». Del huevo sale una larva que crece y viven alimentándose de los órganos internos de la cucaracha, causándole a ésta una muerte lenta e indolora. Una vez completado el desarrollo de la larva, ésta sale de la cucaracha, ya muerta y deshidratada, y comienza con su ciclo vital: si es hembra, reiniciando el ciclo.
Publicar un comentario