domingo, 24 de septiembre de 2017

En 2027 el mundo no tendrá con qué alimentarse

“Acabar con el hambre, conseguir la seguridad alimentaria global, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible (hacia 2030)”. Este era el objetivo número 2 que la ONU fijó en 2015. Pero hoy siguen habiendo 3.5 billones de personas que todavía pasan hambre y algunos pronósticos son funestos: hacia 2027 el mundo ya no podrá alimentarse. ¿Pero... no dijo la FAO que sería en 2050?


No, será en 10 años. Así lo recoge el World Economic Forum en palabras de Sara Menker, fundadora y directora de Gro Intelligence, una empresa de big data agrícola. “Hacia 2050 se espera que la población mundial alcance los 9,1 billones de personas y la FAO predice que el mundo necesitará producir un 70% de comida para alimentarlas. Pero el problema de estas estimaciones que se usa el peso y no el valor nutricional de los alimentos”.

“¿Por qué hablamos de la comida en términos de peso? Porque es fácil. Pero lo que nos importa de la comida es su valor nutricional. No todas las comidas son iguales aunque pesen lo mismo”, dijo Menker en un evento de TedGlobal en Arusha, Tanzania, que calcula que habrá un déficit calórico de 214 trillones de calorías en 2027, que compara con 279 billones de bigmacs, más de los que el gigante hamburguesero ha producido en toda su existencia.

Las soluciones que propone Menker son la reforma de la industria agrícola de los países africanos y de la India, cuya demanda está creciendo rápidamente, así como los modos en los que la gente compra y consume comida, reducir los desperdicios, mejorar la infraestructura y el rendimiento de las cosechas.

Pero no termina ahí el problema. POLITICO publicó la semana pasada un dossier sobre la salud que nos depara el futuro llamado Agenda 2020 y entre sus reportajes se cuenta The Great Nutrient Collapse, que tiene una relevancia especial para contraponerlo con los anteriores datos de la FAO y Gro Intelligence. Su mensaje es este: el aumento de dióxido de carbono en la atmósfera está cambiando los alimentos que comemos. Y lo que es peor es que, está convirtiendo a las plantas en comida basura.

Tratan de ocultar un estudio que indica que la piratería no afecta a la industria

La piratería no afecta a los contenidos protegidos por derechos de autor del modo que se creía. Así lo demostró la Comisión Europea al ocultar un estudio que había pedido en 2014 a la firma holandesa Ecory por 360.000 euros. Con éste pretendía probar que las ventas de música, libros, películas y videojuegos se veían perjudicadas por las descargas ilegales. Pero la conclusión del informe de 304 páginas presentado en mayo de 2015 no fue la que la Unión Europea (UE) esperaba.

" En general, los resultados no muestran evidencia estadística sólida de desplazamiento de ventas por infracciones de derechos de autor en línea. Eso no significa necesariamente que la piratería no tiene ningún efecto, sino que el análisis estadístico no prueba con suficiente fiabilidad que exista una consecuencia", señaló el documento.

En relación a los videojuegos, determinó que el efecto era el contrario al que se quería escuchar: las descargas online propiciaban que muchos internautas acabaran comprando el juego en el mercado legal. Lo único que fue innegable es que existe una repercusión negativa con las películas taquilleras del momento. "Los resultados muestran una tasa de desplazamiento del 40%, lo cual significa que por cada diez películas recientes vistas ilegalmente se consumen cuatro películas menos legalmente", señaló.

El mundo no conocería estos datos si no hubiese sido porque Julia Reda, la eurodiputada que representa al Partido Pirata Alemán, a la que entrevistábamos hace unos meses, publicó el 20 de setiembre el informe en su blog personal después de que una copia llegara a sus manos.

A pesar de que las conclusiones del informe encargado por la Unión Europea (UE) son similares a las de estudios anteriores, el hecho de que se hubiese ocultado ha sembrado dudas. Esto llevó a TNW a preguntar a Reda qué creía que había llevado a la Comisión Europea a no dar a conocer el informe.

Resulta que tras conocer los resultado, la UE únicamente sacó a la luz un artículo académico en el que dos funcionarios de la Comisión Europea habían hecho referencia a la parte del documento que detallaba la pérdida de ingresos de las películas en taquilla, dejó la verdad al descubierto. "Es inevitable la sospecha de que la Comisión Europea suprimió intencionalmente la publicación de la investigación financiada con fondos públicos porque los hechos descubiertos no convenían a su agenda política", ha declarado Reda.





Es imprescindible que mires bien...







WTF!







En fotografía, el momento exacto es lo mas importante.







¡Esto no está bien!







¡No gracias!, mejor me voy...







Todos tenemos malos momentos...







¡Es tan difícil ser sexy!







Los gigantes, evidentemente, viven entre nosotros